viernes, 4 de mayo de 2007

Viernes de Película!

Advertencia: el contenido del presente post podría resultar ofensivo para algunos lectores. Sin embargo, mi interés no es presentar erotismo ni nada similar, sino resaltar un elemento particular de la cultura urbana costarricense de mediados de los ochentas.

Les recuerda algo!.... Claro, para todos aquellos que pasamos nuestra hormonal y calenturienta adolescencia en los ochentas, era nuestra proximidad mayor con la sexualidad. Pobrecitos de nosotros.

No creo conocer un solo ochentero que no tuviera que levantarse a hurtadillas, un viernes... el cuarto había pasado de las once, pero sabíamos que la espera podía prolongarse hasta diez después de la medianoche. En ocasiones, la desilusión era grande y no nos quedaba más que esperar a que el siguiente viernes, el programador de Canal 4 como retribución por su falta, nos presentará algo un poco más fuerte.

Un momento....creo que necesito conceptualizar el post, sobretodo para aquellos que no vivieron esta terrible experiencia. Corría el año 1986 y canal 4 era una empresa en decadencia (todavía no había sido adquirida por REPRETEL, es más ni siquiera existía REPRETEL). Sus programas estrellas eran Hola Juventud y las novelas venezolanas donde Grecia Colmenares era la bella. ¿Pero que nos pasaba?

El Internet no existía ni siquiera en las novelas de ciencia ficción. El Cable era una fantasía futurista con una cobertura mínima (creo que sólo llegaba a los Yoses) y era CableColor(un servicio que sólo incluía tres canales). VHS ¿WHAT?. Tal vez Betamax.

Con un poquito de técnica se podía pescar la señal del Canal 19, pero para que si la mayoría de Televisores sólo tenía UHF (para los que no entienden que es esto, UHF eran los canales del 2 al 13 y hasta ahí llegaban la mayoría de teles, lo otro era VHF, como decir AM FM)

Lo único que alcanzaba a las manos de la mayoría de adolescentes de la época era alguna que otra Playboy o Penthhouse, probablemente robada de algún tío adolescente (de esos "golazos a la esquina del marco" que nunca faltaban en las familias) y que a la hora de que llegaran a nuestras manos, sólo se podía apreciar como una cuarta parte del magazine(normalmente los comentarios políticos y la caricatura) pues del resto, mitad había sido recortado para vender a 10 colones el cuarto de página y mitad estaba totalmente pegado (si señores, el uso de las revistas era intensivo). Algunos con más suerte, accesaban a las fotonovelas, principalmente argentinas o mexicanas; que después de darles una ojeada, no hay mejor forma de entender por que hay tanto problema sexual en nuestro tiempo!!!.



Este poco acceso a material de calidad muestra porque el famoso Viernes de Película no era otra cosa que un oasis de erotismo en ese desierto de castidad que nos tocó vivir a muchos, y si encima, se estaba en un colegio de solo hombres, multiplique el efecto por mil.

Viernes de Película, que tiempos aquellos! Ahora, no vayan a creer los que no vivieron esa experiencia que se trataba de un espacio de cine dedicado al Hardcore; al cual están acostumbrados la mayoría en la actualidad. Era, más bien, un espacio donde se trasmitía películas de pésima calidad, donde lo que sobraba eran las sexicomedias, especialmente las de Porcel y Olmedo (películas donde abundaban los chistes de doble sentido y el lenguaje vulgar, muy pocas veces con algún desnudo, siquiera parcial), las picaras italianas (películas que contaban las aventuras sexuales de algún "galán de turno" italiano, pero que no pasaban de eso, contarlas), the bikers movies (único tipo de película gringa que se podía ver a esa hora y que eran películas de clase B, caracterizadas por mucha violencia como escusa para presentar esporádicamente algún desnudo y por lo general, asociado a un acto de abuso o violación) y por supuesto, las más importantes de la época, LAS FICHERAS.




















Este último fue el momento "cumbre" de la crisis del cine mexicano. Películas con alto contenido de lenguaje obsceno (probablemente lo único obsceno), exceso de chistes sexuales y todas ambientadas en un night club, lo cual permitía presentar desnudos totales y en cantidades industriales. La trama, con leves variantes, siempre era la misma: el hombre solitario y galán que se enamoraba de la desnudista y que al final lograba sacar de ese estilo de vida. Sus habituales eran Andrés Garcia, Jorge Rivero, Alberto Rojas "El Caballo", Alfonso Zayas y por supuesto, Joaquín Garcia Vargas "Borolas".

Eso si, les confieso que lo de hurtadillas para ver las películas, venía acompañado de un tele silenciado, pues si lo pescaban a uno los tatas, menudo problema en que se metía. Entenderá el lector, que si el programa carecía de contenido visual, eran dos horas bien aburridas. No faltaba incluso el día que, engañado por el titulo, el programador presentaba una película como "El Castillo de la Castidad"; una de esas extrañas producciones de los años sesenta del cine mexicano, que podríamos llamar como cine de autor y que sería lo que ahora llamaríamos cine arte.

Muchas Gracias...

El fin?

Y ustedes que dijeron, no voy a mencionar a los dos iconos de la época, pues aquí les dejo:

Lyn May: acapulqueña de ascendencia oriental. Representante de la "época de oro" de las vedettes mexicanas, junto a nombres como Olga Breesky. Tal vez, los más jóvenes la ubican como la que sale en el vídeo de Mr. P.M.O.S.H de Plastillina Mosh o por sus recientes y extrañas incursiones en la farándula mexicana.


Sasha Montenegro: por supuesto, el referente obligatorio de este cine . Denominada la Sylvia Krystel del cine mexicano, (a pesar de haber nacido en la entonces Yugoslavia). Alcanzó mayor relevancia gracias a sus relaciones clandestinas, primero, y, a su matrimonio, luego, con el expresidente José López Portillo. Incluso envuelta en un importante litigio por su herencia. No puedo irme, sin dejarles una imágenes y con la pregunta: ¿Esto era lo pornográfico de la época?

3 comentarios:

roche dijo...

Las películas italianas eran las mejores, divertidas, sexis y las chicas enseñaban más, aveces hasta pelos se veían si uno ponía mucho cuidado y dejaba que la mente lo engañara. Un poco más tarde se empezaron a ver anuncios de como Asi No Da y Asi Si Da con unos billichos todos pervertidos.

Canal 19 es toda una institución Yunkie, siempre los gringos tirándolo todo por la ventana, tambien ver Las Emanuelle era una revolución, chicas tocándose y todo eso.

También hubo un tiempo en los novetas que empezaron a soltar la señal de lo que se decía: Canal 35 con un canal porno aveces solo se veían rayas y con mucha suerte una teta.

Ricardo dijo...

jajajaja, mae que buen post.
Me rei mucho al leer la parte de las revistas playboy o penthouse, "con las paginas todas pegadas".
Mae, y lo peor de todo era encender la tv a las 11:30 esperar media hora y ver que era una pelicula malisima, aparte de todo, mis tatas mas de una vez me pescaron porque mi tv en aquellos tiempos no tenia control remoto y habia que levantarse de la cama corriendo a apagarlo, o en el peor de los casos hacerse el dormido jajajajaja, ahh tiempos.
Mis preferidas siempre fueron las de Olmedo y Porcel, creo que ambos eran genios de la comedia, todavia el dia de hoy las veo y me cago de la risa, ademas salian Susana Gimenez y Moria Casan, ambas mujeres bellas y voluptuosas que de vez en cuando enseñaban alguillo.
En fin Luis Ca, me trajo muchos recuerdos este post, muchas gracias, y te recomiendo ver "ENCUENTROS MUY CERCANOS CON SEÑORAS DE CUALQUIER TIPO", la mejor de Olmedo y Porcel a mi parecer.
Te dejo un fragmento de una peli de ellos:

PORCEL (esperando turno en un prostíbulo): ¿Y vos, cuánto hace que no…?

OLMEDO: ¿Hoy qué es?

PORCEL: Martes.

OLMEDO: Mm... Catorce años.

PORCEL: ¿Catorce años? ¡Yo no sé cómo pudiste aguantar tanto!

OLMEDO: ¿Y vos?

PORCEL: Nueve años. (Pone cara de ensueño). Fue un sábado...

Lu-Ca dijo...

Honestamente, tengo que confesar que este es el post que me he sentido mejor escribiendolo... Me parece que le va a traer más de un recuerdo a muchos que lo lean...

Y como veo en los comentarios de Roche y Ricardo, cada quien hizo sus malabares para ver aunque sea media tetilla y en tele distorsionado por la codificación. Creo que asi fue como aprendimos a apreciar a Dali.

Una letra de Enigma para pensar:

Don't be afraid to be weak
Don't be too proud to be strong
Just look into your heart, my friend
That will be the return to yourself
The return to innocence

The return to innocence

If you want, then start to laugh
If you must, then start to cry
Be yourself don't hide
Just believe in destiny

Don't care what people say
Just follow your own way
Don't give up and use the chance
To return to innocence.

That's not the beginning of the end
That's the return to yourself
The return to innocence

That's the return to innocence