lunes, 2 de abril de 2007

300

Tenía bastante rato de no ir al cine, más de dos meses es mucho para mi. El viernes fui a "tanda de vagos" como dice mi papá a la tanda de tres de la tarde. Y me encontré con una película que se deja disfrutar: 300.

300 es una película que recoge la influencia de tres grandes corrientes del cine: una muy antigua y dos relativamente nuevas. En primer lugar, 300 es una película épica de la historia antigua, no muy lejos de lo que mal llamaban algunos "películas de Semana Santa", películas que presenta hazañas paralelas a la conformación política del mundo antiguo mediterraneo.

En segundo lugar, la representación de una novela gráfican, en este caso de Frank Miller, una derivación de las adaptaciones de los comics y que últimamente parece que va a abrir una nueva veta en el cine. Su técnica es, claro, la presentación casi exacta de la imagen, los escenarios e incluso la textura que se presentó en los dibujos iniciales, muy en el mismo orden de lo que se hizo con "Sin City".

Y por último, una corriente que me parece surgió con el Señor de los Anillos y es la presentación exagerada de batallas a gran escala. De hecho, le resumí a mi esposa esta película diciendo que era como la introducción del LOTR pero durante dos horas.

Dicho esto, la película hay que enmarcarla como un disfrute visual de un estética altamente depurada y un libreto con muchas limitaciones propias de la historia tomada de la novela gráfica. Un novela, de por sí, bien alejada de la realidad histórica y más apegada a la pirotecnia de la acción.

El espectador común notará muy poco diálogo, propio esto de la poca capacidad argumentativa de la historia. La otra característica importante es el exceso de la cámara lenta que, a diferencia de la de Matrix donde representa una ampliada velocidad, en este caso busca ubicar al espectador en el ambiente de los cuadros de la tira gráfica.

Para mi, la película se aleja en algunos segmentos bastante de la novela gráfica, por ejemplo la descripción escatológica acerca de los sacerdotes y la matanza en la ciudad griega, previa a la batalla, y que me parece genera algunas pretensiones acerca de tema posteriores que no son cumplidos al final.

Me entretuvo por dos horas, pero más que eso me da la confianza de que Zach Snyder, el director, podrá ser capaz de hacer un buen trabajo visual para acompañar a una excelente historia "The Watchmen", su próximo proyecto y posiblemente una de las mejores historias tejidas alrededor de los demonios internos de los justicieros y las múltiples inconsistencias que presenta el cumplimiento de objetivos supremos.

2 comentarios:

O.A.S. dijo...

Noooo!!
No me diga... "Una película diferente... Bueno, si no has visto el Señor de los Anillos, Eragon, Harry Potter y todas esas otras..."

Lu-Ca dijo...

Adonde dije que era un película diferente, si más bien la resumí como la introducción a LOTR (EL Señor de los Anillos) pero durante dos horas.